Derecho Empresarial: Estrategia anticipada.


 
 
Autor: Dr. Luis A. Martín. Abogado graduado en la Universidad Nacional de Tucumán. Salteño de nacimiento. Socio del estudio Martín-Fernandez, especialistas en Derecho Empresarial.
 

Según el diccionario, la palabra prevención significa //…- Preparación y disposición para impedir un riesgo o hacer algo//

Honestamente, a raíz de un tema que a veces suele ser demasiado tratado en círculos de personas que pretenden tener una propuesta preventiva como una de sus principales banderas en la cotidianeidad,  no me parece que haya sido una materia específica en los contenidos de dichas banderas.  En fin, y como sea que tengamos presente una gran prevención para dar un paso importante o al menos con cierta relevancia en nuestra vida, nos trae a la mente la desconfianza como parte de un accionar que nos es poco amable. Y es así, dado que a nadie le gusta vivir desconfiando y menos cuando un proyecto o emprendimiento nace o está en su punto mas vívido de gestación, puesto que la emoción de comenzar algo en infinitamente motivador; dejo para su interpretación una frase que justamente en un diccionario había como un sucedáneo de la definición de prevención, “- concepto u opinión desfavorable…”

Ahora, la pregunta que me hago es la siguiente, cuando una persona habla sobre como anticipar un evento no querido, es una opinión desfavorable?

Como sea y tal como leemos en algunos textos, la realidad es algo que nos pasa y a veces nos pasa por delante atropellando el mejor de los planes que tenemos para enfrentar una situación.

Como a muchos colegas, en mi estudio recibo la visita de clientes del mas variado número con un catálogo de preguntas que por la marcha del tiempo y el corto alcance del mismo para abarcar respuestas concluyentes, tenemos que remediar “como sea“ ( o al menos intentar ) una situación que se dio en su entorno ( sea laboral, familiar, negocial, etc.) y que en el transcurso de su exposición cuentan angustiosos … “una vez me dijeron que haga tal cosa o cual otra pero…bueno…yo no creía que esto iba a suceder…Que se puede hacer doctor?”

Mi estimado amigo, hay deberes que solo nuestra mejor audacia nos conmina a tener en cuenta, y digo nuestra audacia porque se trata de tener en consideración que prevenir un efecto no es producto de una desconfianza o al menos no del todo, sino también es un modo de poner en plano la innumerable cantidad de opciones que ofrece una realidad cada vez mas agitada y saber ofrecer una solución que no esté ligada a la tensión entre contratantes, miembros de familia, dependientes, etc.

También digo deberes, ya que, en la lógica de los acontecimientos, a una situación creada DEBE ser determinada consecuencia, pero hablando de una consecuencia que aún estará en el segmento preparatorio, déjeme explicar con un ejemplo: UD. Es dueño de un local comercial, tiene todos los recaudos que municipalidad, organismos al efecto y demás le requieren, pero en materia laboral se está ante una laguna y la consulta a alguien especializado puede aumentar sus costos iniciales. Mírelo de esta manera, nadie pretende tener empleados que sumen problemas y menos que a raíz de esas problemáticas haya que tomar una decisión poco querida.

Ud. tiene a mano una ley de contrato de trabajo o el convenio colectivo de la actividad pertinente pero resulta que no sabe como interpretar su normativa o menos aún, la interpreta según su sentido común; bien, permítame aclarar que el sentido común es una herramienta que siempre debemos echar a mano, pero decía la realidad es cada vez mas agitada y ofrece múltiples situaciones que van a requerir un tratamiento adecuado, cuando ya ese sentido común no alcance y se deba recurrir a un sentido mas agudo.

Y es ahí donde nuestro empleado, deber saber que en su empresa o negocio, ud cuenta con las herramientas para ofrecerle una mejor protección pero que ud. como organizador y coordinador de su trabajo, también posee un conocimiento exacto del panorama laboral para moverse según los cánones legales de manera correcta. Sabemos que, siguiendo con el ejemplo del trabajo en relación de dependencia, la Ley tiene como principio que ante la duda sobre una norma, o sobre la situación, siempre se debe estar a favor del trabajador, eso es bueno dado que el trabajador es la parte débil en toda relación laboral y la Ley trata de equiparar su posición para que no sea victima de abuso. Mas ud. como empresario es alguien que debe estar informado de ese presente laboral, para mejor tratamiento de su dependiente como así también su mejor comportamiento frente a situaciones que por ignorancia o por error lleven a tener que decidir incorrectamente sobre tales circunstancias.

Habiendo ilustrado el contexto sobre el que pretendo dejar mi postura, y sabiendo que esto no acarrea el ámbito laboral solamente, dado que puede ud tener una empresa familiar, o contratar con diferentes clientes de clara evolución en esa materia (contratación con tarj. de crédito, por Internet, etc.) es bueno que sepa que el Derecho como herramienta de transformación es un aliado y su abogado de confianza debe ser el que evite llevar a tribunales una situación, es mas, debe evitar todo tipo de confrontación.

La ley, como una instrumento jurídico es solo un catalogo de normas que ante una determinada situación, sigue una consecuencia particular. Pero también tenemos la ley para interpretar que es lo que no se debe hacer para evitar situaciones incómodas o confrontativas. Y es aquí donde la relación costo-beneficio tiene su correlato mas explícito, delegar el estudio de su emprendimiento a su profesional de confianza, estoy seguro, podrá ocasionar un gasto inicial que no tiene tal vez intenciones de hacerlo, pero con el avance de su proyecto comercial (o de cualquier enfoque) verá que la propuesta de anticiparse a una hipotética desnaturalización de sus relaciones puede llevarlo a soluciones de muy poco o tal vez nulo costo.

Hoy en día el mundo avanza y se atomizan las materias de estudio, producto del avance en las mentes para tener inmediatez en la productividad legítimamente hablando como también para evitar ciertos controles en perjuicio de todos, hasta del mismo entorno familiar, y es por ello que mi postura ante esta problemática es la de cualquier hombre que quiere que su vida sea mas tranquila tanto para él como para su medio; y aquí hago referencia a como se culmina con todo un proceso de elaboración de actividades preventivas:

  • Sea prevenido pero no desconfiado
  • Haga de su abogado de confianza un socio más en su proyecto
  • Tenga en cuenta que un contador de confianza es también sus ojos en un camino que a menudo se pone oscuro
  • Debe tener en cuenta que siempre deberá contar con un equipo, porque su proyecto va a beneficiar a muchas personas (generación de empleo, introducción de un producto novedoso y útil, etc.) y su satisfacción no será solamente ingresar a un mundo lleno de oportunidades favorables, sino que tendrá un equipo que responderá a su liderazgo para estudiar y analizar la realidad a favor de un futuro que no será tan azaroso.
Anuncios

About Lic. Jorge Asad Elías

Lic. en Administración, orientado durante toda su vida laboral a especializarse en ventas, negociación, comercialización, y liderazgo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: