Emprender sin pasión, uno más del montón.


Aceptémoslo, la pasión nos mueve. No es lo mismo mirar un partido de fútbol de equipos extranjeros, que mirar uno de equipos locales, simplemente porque en éste último interviene la pasión, la sangre.

A la hora de encarar un emprendimiento es un factor que no debe ser menor, de hecho, debería ser uno de los primeros a tener en cuenta.

Cualquier negocio, emprendimiento, proyecto, o actividad que no esté motivado desde el principio por cosas que nos apasiona hacer, tiende a atraer nuestra total atención mientras constituye una “novedad”, luego pasa a ser “algo más para atender”.

La idea de un emprendimiento, muchas veces suele partir de la base de “esto hace falta, porque no hay en el mercado”, y efectivamente funciona, pero si a eso no podemos añadirle la pasión, contará con la tibieza necesaria y suficiente para dejarle la puerta abierta a quien realmente sepa cómo explotarlo.

Por qué es necesaria la pasión?

Simple.

  • Las cosas que nos apasionan, nos generan ideas.
  • Las cosas que nos apasionan nos llaman a hacerlas todo el tiempo.
  • Las cosas que nos apasionan nos generan la necesidad de mejorar día a día.
  • En las cosas que nos apasionan solemos encontrar más errores, y más soluciones.
  • En las cosas que nos apasionan, por más que fracasemos, seguimos intentando.
  • En las cosas que nos apasionan, no nos importan los horarios ni el esfuerzo.

No será extraño observar emprendedores cuya pasión es justamente emprender, y que se dedican a iniciar negocios, lo cual se ajusta a lo que decimos.

Pero qué pasa con aquellos cuya iniciativa es empezar negocios sin incluir el “factor pasión” en la decisión del camino a seguir?

Suelen tener negocios librados a la buena de Dios, que subsisten mientras las ventas acompañan, pero que desaparecen con la misma intrascendencia con la que llegaron. Son negocios cuyo único motivo fue el de generar dinero, y no llevar una pasión a la acción.

Esta es mi pasión.

En el lugar donde estás sentado, alimentas la tuya?

Les dejo un discurso subtitulado de Tom Peters, para reflexionar. (guru del management de los negocios desde los años 70 hasta hoy. Saltó a la fama tras la publicación de “En Busca de la Excelencia” en 1982, un libro en el que incitaba a los dirigentes a enfocar los negocios de un modo radicalmente distinto. )

Anuncios

About Lic. Jorge Asad Elías

Lic. en Administración, orientado durante toda su vida laboral a especializarse en ventas, negociación, comercialización, y liderazgo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: