¿Cómo piensa un ganador?


Qué mejor forma de aprender un poco sobre mentalidades ganadoras que haciendo una breve interpretación de las palabras de un ganador sin comparaciones?

Michael Jordan, jugador de básquet, “el mejor jugador del mundo” según algunos, en su ingreso al Salón de la Fama en 2009, pronunció palabras que dejan al descubierto su mentalidad ganadora.

Este mismo hombre, fue capaz de jugar un partido con un tobillo a la miseria, romper un record de anotación con 45º de fiebre en una final, y salir campeón tras regresar de su retiro.

Les dejo el video para que vean la claridad en los conceptos de este ejemplo para quienes lo vimos jugar, y más abajo analizamos algunas de sus frases.

Para quienes no son del ambiente, les explico que está siendo aplaudido por muchas de las máximas leyendas de la NBA. Sean jugadores o entrenadores.

Un hombre admirado, querido, respetado e imitado.

Un ganador.

Un desafiante por naturaleza, un ganador, un ejemplo de superación personal.

Algunas de las frases rescatadas son:

Los obstáculos nos llevan a rendir al más alto nivel.

Muchos son quienes ante la sucesión de obstáculos bajan los brazos, quienes se dejan llevar por los pensamientos de desánimo, y se entregan a su suerte.

Jordan reconoce que cada uno de los “peros” que le pusieron en su carrera, le sirvió para demostrar que él podía hacerlo mejor cada vez, y que cada obstáculo lo obligaba a exigirse para elevar su nivel.

Las Organizaciones no ganan campeonatos.

Simple y verdadero. Una Organización nunca puede estar por encima de los hombres que la conforman, en cuanto a logro de objetivos.

Al final del día, todo lo que se haya hecho, todo lo que haya sucedido, y todo lo logrado; llega a ser, porque los hombres hacen que sea.

Si bien la Organización reúne personas, las personas son la sangre, el cerebro, el corazón.

¿Cuántas empresas del medio creen que “la chapa”, “la marca”, o “el producto”, están por encima de los hombres, siendo éstos los que hicieron de ellas lo que llegaron a ser?

La diferencia, a la hora de entrar a la cancha, la hacen los hombres.

La importancia de la formación

Jordan destaca la importancia de la formación que le dieron sus padres, la dedicación al trabajo de su madre, y el soporte de su familia.

Tan importante es gestionar a los empleados en sus cualidades humanas y morales, como en los temas conceptuales o de habilidades.

Incluso es más probable conseguir reemplazo de empleados con formación académica, que de empleados con formación moral y humana valiosa.

“Tengo que demostrar que merezco lo que obtuve”.

Una frase que demuestra el deseo de superación continuo, el hambre de progreso, y la complejidad de la relación entre hombre y tarea.

No es extraño encontrar personas que llegadas a un determinado puesto, dejan de hacer todas las cosas por las cuales fueron designados, dando por cumplido un objetivo.

Es importante demostrar que llegar al objetivo es bueno, pero DEMOSTRAR QUE NO FUE CASUALIDAD, y mantenerlo en el tiempo, es un privilegio reservado para unos pocos elegidos.

Quién decide quién es “elegido” y quién no? Cada uno de nosotros, en la forma de encarar las tareas diarias, y demostrar a cada momento que merecemos los que conseguimos, y aspiramos a más.

Agradecer a quienes presentaron los mayores desafíos.

Un jugador, que agradezca a sus mejores rivales por dificultarle las cosas, evidencia un amor por los desafíos sin precedentes.

Volvemos al inicio.

Mientras más duros los desafíos, mayores las ansias de mejoría, para personas con mentalidad ganadora.

La relación entre persona y objetivo, no se verá interrumpida por agentes externos. “MI META, MI RESPONSABILIDAD”.

Las mentalidades ganadoras no culpan a los demás de sus fracasos, los reconocen como necesarios para que el logro del objetivo se cumpla tarde o temprano, y tenga mejor sabor.

“Tengo amigos, pero cuando se encienden las luces, soy más competitivo que cualquiera”

Esta frase la rescato, pero por su mensaje oculto.

Es fundamental, para ser un ganador, ir de frente, ser honesto, sincero y transparente. Hay que competir con las luces encendidas, no sacar ventajas cuando las luces se apagan.

Hay empresas que premian a quienes se mueven en las sombras, porque son funcionales a otras formas de conducción, prefieren los canales “indirectos” de transmisión de información.

Y quienes se comportan así, son amigos con las luces prendidas, y “compiten” cuando las luces se apagan.

No puede haber un “Yo” cuando se habla de quipo. Pero puede haber un “Yo” en ganar.

La visión de equipo no puede ser sobredimensionada. Es importante, pero debe ser tomada como la suma de las capacidades individuales.

Esas capacidades individuales darán resultado en muchas oportunidades, pero no todas en igual medida. Igualmente, habrá momentos en los que alguien tenga que tomar al equipo de la mano, y llevarlo por el camino del triunfo.

Esos momentos abundan, en los que el valor, la determinación, el coraje, marcan la diferencia, y transforman a los ganadores en líderes, y a veces en héroes.

Para ser el mejor, todo mensaje útil, debe ser tomado.

Todas las voces de aliento son útiles cuando se necesita una ayuda anímica. El riesgo son las alabanzas que pretenden caer en el conformismo y la confianza excesiva.

Si tomamos como una buena postura, el hecho de nunca dejar de reconocer la necesidad de superar el propio rendimiento, no debemos hacer de los mensajes, el motivo para justificar un estancamiento.

Anuncios

About Lic. Jorge Asad Elías

Lic. en Administración, orientado durante toda su vida laboral a especializarse en ventas, negociación, comercialización, y liderazgo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: