Derecho Empresarial: El Valor de la Palabra(…escrita)


 Autor: Dr. Luis A. Martín. Abogado graduado en la Universidad Nacional de Tucumán. Salteño de nacimiento. Socio del estudio Martín-Fernandez, especialistas en Derecho Empresarial.
 

En estos tiempos donde a veces tenemos la suerte de encontrar negociaciones donde la confianza se presta de manera importante, es bueno saber que la palabra es la herramienta de negociación más importante a la hora de consensuar intereses.

Pero dije entre paréntesis “…escrita”, ya que, hay ciertas cuestiones que en las relaciones contractuales se debilitan justamente por el exceso de informalidad y es ahí donde la confianza suele tener su vía de escape hacia un laberinto de dudas que a su fin tiene como resultado la desconfianza en nuestro co – contratante. Este es un resultado que justamente nunca tenemos en cuenta ya que la palabra es lo último que se pierde…pensamos, pero sí…si se pierde y con ella todo lo que nos puede ayudar a construir un gran negocio, o tal vez mantener aquellas relaciones contractuales que son tan motivadoras de nuestros proyectos.

Un ejemplo lo constituye el panorama laboral.

Todo, pero absolutamente todo lo que sea noticia hacia nuestro dependiente, debe ser por escrito, no solo por la seguridad de nuestras posturas con respecto a cualquier situación que se haya generado sino, y muy importante, en relación a la seguridad que debe mantenerse en una relación laboral sobre todo si es de ya un tiempo considerable.

Un simple escrito en una hoja cualquiera con la indicación de quien tiene el deber de anoticiar, es una seguridad para ambas partes, y repito cualquier noticia; (se me viene al pensamiento una enfermedad, un cambio de horario, un cambio temporario de tareas, etc.) brinda la posibilidad de diálogo y la concertación de acuerdo, impidiendo futuros reclamos.

Ahora bien, en materia comercial, por ejemplo, en las compras o ventas de cualquier tipo, la nota es una seguridad que nadie tiene en cuenta, o al menos muy pocos.

Recuerdo un caso de una señora que fue a mi estudio una vez a plantearme un caso en que ella había vendido a crédito y su comprador no era para nada puntual en los pagos, ya que el objeto de la transacción era una venta en cuotas.

La simple intimación con la firma de quien lo requiere resulta importante a la hora de acelerar los reclamos en justicia como así también en sede extrajudicial, ya que la prueba se manifiesta de manera rápida y clara.

Y así como una simple nota pidiendo amablemente el cumplimiento de ciertas obligaciones que por cualquier motivo no llegaron a cumplirse, acerca a las partes a lo que sería la seriedad de las transacciones como deben ser desde un principio.

Y así como este caso, tenemos muchos, pero lo fundamental es la escritura, simple, sencilla, amable y clara, para no perder de vista que a la hora en que el viento se lleve las palabras… lo escrito tome cartas en el asunto y envíe claridad que refresque la memoria de las partes.

Anuncios

About Lic. Jorge Asad Elías

Lic. en Administración, orientado durante toda su vida laboral a especializarse en ventas, negociación, comercialización, y liderazgo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: