Archivo | Exitosos RSS for this section

Pep Guardiola, Genio trabajando.


Autor: Exequiel Ponce de León.  Tucumano, 29 años, Adm. de Empresas; MBA 2009. Actualmente viviendo en Tucumán, dedicado desarrollo de proyectos personales. Socio Gerente de “El Vestuario Deportes. Emprendedor.
 

Hace mucho que no leía algo q me pareciera más cierto. Es que además de un profesional soy un apasionado de los deportes; por eso me resulta tan “encantador” leer la historia, detrás de la cocina: allí donde todo se gesta para que después suceda.

La historia grande del fútbol, deporte que no se puede discutir sea al más popular del mundo, tal vez esté disfrutando de su momento más lírico; de su ejecución más perfecta, de su interpretación más simple y no por ello menos bella ni eficiente.
Pero detrás de lo que pasa en los 90 minutos hay un trabajo serio y profesional; llevado a cabo por un señor hiper profesional y dedicado que  se despide de su discurso de premiación en Catalunya con una frase como:
“Y no olviden nunca, que si nos levantamos muy muy temprano, sin reproches ni excusas, y nos ponemos a trabajar, somos imparables. Creanme que somos imparables”.
Denota a una persona inmensamente importante a la cual los éxitos no lo marearon, sino que le afirmaron convicciones.
Sabemos que lo más difícil no es llegar a la cima, sino quedarse. Que el manejo de las personas y el trato diario son lo que hacen la diferencia; y que la perseverancia y disciplina forman el hábito del éxito.
Personalmente admiro al barsa, me parecen fantásticos como hincha. Como empresario y administrador de empresas me asombra que 4 años después de haberlo ganado todo, sigan ganando, jugando y entregando lo que entregan en cada partido. Como sus jugadores quieren estar siempre; cómo??? respetando siempre a cualquier rival, metiendo todos los goles que se puedan meter, no recurriendo a bajos recuersos y por sobre toas las cosas SIENDO FIELES A SU ESTILO.
Tienen un líder fuera de la cancha que los motiva a querer jugar SIEMPRE. Se llama Pep y se los presento en esta genial nota. (click en la foto)
Imagen de Gonza Rodríguez para Revista “El Gráfico” (09/02/2012)
NOTA COMPLETA A PEP GUARDIOLA – REVISTA EL GRÁFICO

Les comparto un pasaje, para que todos podamos entender cómo, aún con las diferencias que existen entre los empleos y actividades de cada uno, en escencia todas son iguales.

“Al final, todo se reduce a instantes, en cada una de nuestras profesiones y nuestros oficios, todo acaba en un instante. Los trabajos que tenemos siempre tienen un instante que nos satisfacen plenamente. Que disfrutamos, que nos da alegría. Yo lo quiero compartir con ustedes. Me gustaría que la gente lo supiese. Antes de cada partido que jugamos, un día antes o dos, yo me voy al sótano del can Barça (NdR: la casa del Barcelona). Subterráneo. Allá no hay luz exterior, es una oficina pequeña, que me he arreglado, he puesto una alfombra, una luz que no está mal… y allí me encierro. Me encierro por una o varias horas. Me llevo dos o tres DVDs. Carles, Dome y Jordi, que son gente que me da una mano, como tantos otros en esta aventura, me dan unos videos sobre el equipo rival con el que tenemos que jugar de acá a uno o dos días.

Me siento, agarro hojas, un bolígrafo y pongo el DVD. Y empiezo a ver y a ver a este equipo contra el que jugaremos. Y empiezo a escribir. Coño, el extremo derecho… el central derecho juega mejor que el izquierdo, el extremo derecho es más rápido que el izquierdo, este juega todos balones largos, este así, este asá, estos suben a la montaña por este lado… estos por el otro… Y voy apuntando todas las cosas buenas que hacen los contrarios. Mientras al mismo tiempo escribo sus debilidades. Estos se frenan por aquí, a estos les podemos hacer daño por allá, si juega Messi por allí, si este otro por allá… Hasta que llega un momento, diría acojonante, fantástico, que es el que le da sentido a mi profesión. Creanme que soy entrenador por este instante. Todo lo demás es un añadido que uno evidentemente tiene que afrontar. Pero está este momento máximo de satisfacción, cuando te das cuenta. A veces dura un minuto veinte, a veces un minuto treinta. A veces un minuto solo. A veces tengo que ver dos partidos del contrario. Pero llega un momento en el que dices: los tenemos. Ya hemos ganado. No sabes por qué, puede ser una imagen, unas cosas que has visto que te hacen decir que mañana, contra este equipo, ganaremos.”

Seguramente todo apasionado de sus tareas, estudioso de su mercado, y perfeccionista en el cumplimiento de sus responsabilidades, nos inspira.

Más aún cuando su éxito está probado y se sigue demostrando día a día.

Nota original por Martín Manzur (@martinmanzur) publicada por revista “El Gráfico”, tomada de http://www.elgrafico.com.ar

Anuncios

La clave del éxito.


Quieren saber cuál es la clave del éxito?

Es más simple de responder si observan el siguiente video.

Es un resúmen de lo que haces en tu tarea?

Si no lo es, creo que es hora de comenzar el cambio.

¿Cómo piensa un ganador?


Qué mejor forma de aprender un poco sobre mentalidades ganadoras que haciendo una breve interpretación de las palabras de un ganador sin comparaciones?

Michael Jordan, jugador de básquet, “el mejor jugador del mundo” según algunos, en su ingreso al Salón de la Fama en 2009, pronunció palabras que dejan al descubierto su mentalidad ganadora.

Este mismo hombre, fue capaz de jugar un partido con un tobillo a la miseria, romper un record de anotación con 45º de fiebre en una final, y salir campeón tras regresar de su retiro.

Les dejo el video para que vean la claridad en los conceptos de este ejemplo para quienes lo vimos jugar, y más abajo analizamos algunas de sus frases.

Para quienes no son del ambiente, les explico que está siendo aplaudido por muchas de las máximas leyendas de la NBA. Sean jugadores o entrenadores.

Un hombre admirado, querido, respetado e imitado.

Un ganador.

Leer Más…

La teoría de la diversión del trabajo de Google


Nota publicada por The Cool Ruler

La joven y todopoderosa compañía Google es hoy estudiada en casi todas las escuelas de negocio del mundo como el referente del Management del siglo XXI, como el paradigma de empresa que ha reinventado la manera de trabajar, de gobernar las organizaciones y de dirigir a las personas.

Los creadores de Google -Sergei Brin y Larry Page- saben muy bien que su éxito empresarial depende del trabajo creativo de sus empleados. Y claro, el trabajo creativo no puede organizarse a la vieja usanza como si se tratara del trabajo rutinario y repetitivo de una fábrica.

Brin y Page son plenamente conscientes que sus empleados producirán más y mejor (serán más creativos) en un ambiente de trabajo libre y desenfadado, que bajo un entorno de trabajo tradicional: autoritario, controlador, intervencionista, burocrático, aburrido,…

La filosofía de Google es que el trabajo debe ser un reto y que los retos deben ser divertidos. Por eso es que Google se esfuerza tanto por fomentar la diversión en el trabajo.

¿Y cómo consigue Google que sus empleados se diviertan en el trabajo? Pues por un lado creando un lugar de trabajo agradable y bohemio (con comida y bebida gratuita, diversas zonas de juego, gimnasio, piscinas, masajes gratuitos, servicios de guardería,…), y por otro lado dando libertad de acción al empleado, hasta el punto que cada uno administra su tiempo y su trabajo como quiere (es bien conocida la regla del 20% que permite al empleado dedicar el 20% de su tiempo al desarrollo de sus proyectos favoritos).

Con todo, está claro el mensaje y la función que Google transmite: trabajen aquí a gusto, divirtiéndose; no es necesario irse a ninguna otra parte.

Y así les va…

C.K. Prahalad, de académico a emprendedor.


C.K. Prahalad es un autor de best sellers y uno de los grandes expertos mundiales en estrategia. Pero, un día, se tomó licencia de sus actividades académicas, recortó sus horas de consultoría y se decidió a fundar su propia empresa, para poner en práctica sus teorías…

 

Por Estela Civano

C.K. Prahalad nació en Madrás (India) en 1941. Hijo de un prominente juez y profesor de sánscrito, desde muy pequeño demostró ser un excelente estudiante, con un espíritu inquisitivo y desafiante.

A los 19 años, mientras estudiaba Física en la universidad, fue reclutado por la fábrica local de baterías de Union Carbide. Prahalad reconoce a aquel momento como un punto de inflexión en su vida. Allí trabajó cuatro años en contacto directo con los operarios de la planta. De ellos aprendió, según sus propias palabras, “la extraordinaria sabiduría de la gente común”.

Desde muy joven, sostuvo que “sólo cuando estás desafiado, inseguro, fuera de tu zona, puedes encontrar el autoconocimiento”, filosofía que estuvo presente en todas las grandes decisiones de su vida. Por ejemplo, en su decisión de casarse con una joven que conoció mientras estudiaba en el Indian Institute of Management, contra la resistencia de toda su familia.

Tras contraer matrimonio, Prahalad viajó a los Estados Unidos para realizar un doctorado en Harvard, aspirando regresar luego a su India natal para continuar su carrera profesional. Sin embargo, la situación política de su país truncó aquel deseo y Prahalad, con unos pocos dólares en el bolsillo, se radicó definitivamente en los Estados Unidos. Allí consiguió un puesto de profesor en la Universidad de Michigan, donde realizó sus mayores aportes académicos.

En Michigan conoció a Gary Hamel, con quien publicó en 1990 un revolucionario artículo titulado “Las Competencias Esenciales de las Corporaciones”, y posteriormente el best seller Compitiendo por el Futuro.

En aquella obra, con gran sencillez, los autores defenestraban la idea muy en boga de que “menos es más”, sobre la que se apoyaban las populares reingenierías que se estaban ejecutando en muchas corporaciones, asesoradas por consultores de prestigio mundial.

Como pesados y lentos elefantes, las grandes empresas industriales se acercaban a fines del siglo XX con graves problemas de adaptación a las nuevas realidades. El mundo cambiaba mucho más rápido de lo que sus estructuras les permitían percibir y reaccionar.

Así, se habían puesto de moda el downsizing, el outsourcing y la reingeniería total como recetas de adaptación. Pero estos severos tratamientos, aplicados indiscriminadamente, en la mayoría de los casos demostraron ser aún peores que la enfermedad.

En este contexto, Hamel y Prahalad hicieron un llamado a detener la “anorexia empresarial”, explicando que las empresas no deben competir por una cuota actual de mercado sino por una cuota del futuro, concentrándose en sus habilidades esenciales. Es decir, en aquellas capacidades que son valiosas para sus clientes, que las diferencian de sus competidores y que pueden extenderse a otras unidades de negocios.

Indirectamente, el planteo daba una vuelta de tuerca al concepto de ventaja competitiva de Michael Porter dotándolo, entre otras cosas, de una mayor aplicabilidad.

Tiempo después, Prahalad volcó su atención al proceso de democratización de la información debido al avance de la tecnología. El advenimiento de Internet y la globalización de las comunicaciones modificaron el balance de fuerzas en la pirámide socioeconómica mundial, dando mayor entidad a los consumidores de menores ingresos. Desde entonces, Prahalad se dedicó a estudiar cómo generar modelos de negocios exitosos para competir en este nuevo entorno.

Su siguiente best seller fue El Futuro de la Competencia (2004), donde describió el revolucionario concepto de cocreación de valor con el cliente. El planteo fundamental es que, en este nuevo mundo interconectado, el eje del pensamiento ya no pueden ser las empresas ni sus productos sino los clientes, quienes ahora participan activamente en la creación de los productos y servicios que desean consumir.

Las empresas deberán, por lo tanto, superar la tradicional investigación de mercados para encontrar la manera de incluir a los clientes en el desarrollo de los productos y aprender de las soluciones que ellos mismos son capaces de encontrar.

En el año 2000, Prahalad se tomó licencia de sus actividades académicas, redujo drásticamente sus horas de consultoría e invirtió algunos millones de sus propios dólares para fundar Praja, una organización sin fines de lucro de alta tecnología. El futuro del proyecto es aún incierto.

Pero no puede menospreciarse el hecho de que C.K. Prahalad es uno de los pocos académicos que se ha decidido poner en práctica sus propias enseñanzas.

Estela C. Civano
Profesora y Coordinadora Académica del Área de Estrategia de la Escuela de Negocios de la Universidad de Belgrano, publicado por MateriaBiz

4 Tipos de Managers


Consistente descripción de 4 tipos elementales de Managers, y la actitud que debería tomar toda empresa con cada uno.

Claro y conciso.

Video Compartido en Youtube por HSMglobal

Cuando ser emprendedor no requiere esfuerzo


The Million Dollar Homepage (en español: La página de inicio del millón de dólares) es un sitio web creado en 2005 por Alex Tew, un estudiante de Wiltshire, Inglaterra, para recaudar dinero para su educación universitaria. La página web consiste de un millón depíxeles arreglados en una cuadrícula de 1000×1000 píxeles; los enlaces a base de imágenes encontrados en ésta eran vendidos a un dólar por píxel en bloques de 10×10. Los compradores de estos bloques de píxeles facilitaban imágenes pequeñas para ser mostradas en ellos, una URL al cual las imágenes estaban enlazadas, y un eslogan que se mostraría cuando se sostiene el cursor sobre el enlace. El objetivo del sitio web era vender todos los píxeles en la imagen, así produciendo un millón de dólares de ingreso para el creador. (WIKIPEDIA)

A ver si nos entendemos.

Un pixel es más pequeño que la punta de un alfiler.

Seguramente cuando a Alex Tew se le ocurrió la idea, un gran porcentaje de sus amigos lo habrán ignorado, otro tanto lo habrán tildado de loco, y un número importante se le habrá reído sin tapujos en la cara. Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: